2.11.14

OYSHO GALLERY: ART CROSSING PARTY

Vengo a contaros el secreto.


Todo comenzó el año pasado, cuando Simón fue uno de los ilustradores finalistas de Oysho.
El evento tenía lugar en la tienda de Hermosilla (igual que este año) y todos los invitados que asistieron para conocer al ganador, recibimos una "mystery card" al entrar, que contenía un importe de entre 5 y 100 euros para utilizar durante la fiesta.
Por lo general, la tarjeta que te toca es siempre la de 5 €.
(...)
Hice uso de mi secreto y me tocaron 20 €.
Simón no ganó y nos fuimos a casa.

(...)
Un año después...

Oysho celebraba su primera Art Crossing Party, una fiesta donde los asistentes pudieron ofrecer a los artistas algo (apuntado en un post-it) a cambio de sus obras. Durante el día, la tienda se convirtió en una galería efímera con las ilustraciones finalistas del concurso que Oysho activó semanas antes.
La ganadora de este año fue Naranjalidad.

Pero mi point está centrado en las "mystery cards". Mientras que las de 5 € iban repartiéndose, en mis manos cayó una de 10 €. 
"¡Cómo lo haces!" "El año pasado igual..." "¿Es que acaso hay "un truco"?"




Pues por supuesto que hay truco. Y os lo voy a contar, pero es un gran secreto.
Un secreto de nuestro Universo, que podéis después conocer mejor en mi otro blog.

La clave está en tu mente. Al entrar en la fiesta, entre la curiosidad generada por las "mystery cards" y el barullo de los invitados de "cuál me tocará", "quiero la de 100 €"..., tus objetivos mentales no han de centrarse en desear la de 100 €, sino visualizar qué te comprarías con ese importe. Un pensamiento de afín lateral que no está proyectado en la propia tarjeta, sino en lo que te comprarías si la tuvieras. Haciendo esta petición al Universo, tu energía cerebral aumenta su potencial haciendo que el azar juegue a tu favor. Parece una tontería sacada de ciencia ficción, pero yo gano siempre. En este caso la prueba está en mi cajón de ropa interior firmada por Oysho.
Aplicando esta teoría en cualquier situación, te convertirás en la dancing queen de tu propia vida.
Haz tus peticiones -correctamente- al Universo. Pruébalo. Pruébate.


Take care,

SiL

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails