22.9.14

MBFWM P/V 2015: WHAT WE LOVED

“Las mujeres tienen que poder vestirlo”. “No vamos a dejar de hacerlo, nuestras clientas nos lo piden”. “La montaña no va a venir, tienes que ir tú”. “No importa dónde desfiles, las fotos de una colección no tienen geolocalizador, centrémonos en hacer un producto de calidad que guste internacionalmente”. Desde que finalizó la 60ª edición de Mercedes Benz Fashion Week Madrid, estas cuatro frases están anotadas en mi cuaderno de notas con un gran asterisco en rojo. No han sido extraídas de ninguna película, ni de ningún libro, ni de ningún manual para dummies, sino recogidas de las bocas de las firmas más jóvenes que han desfilado en la comúnmente conocida como Cibeles.

Mientras los veteranos parece que siguen aferrados a su discurso sobre la falta de industria, de subvenciones y las trabas para sacar adelante una firma de moda española, los noveles, con un pie –por no decir los dos– en la consagración, se buscan las castañas para vender. No es que éste no sea el objetivo final de esos que llamamos veteranos, pero mientras ellos siguen alzando la voz al son de “Todos a una, como en Fuenteovejuna”, los “nuevos” coquetean con su made in Spain fuera de nuestras fronteras, y eso se nota sobre la pasarela. O al menos esa es la sensación que se ha venido conmigo. Balenciaga no necesitó industria a mediados del siglo pasado para pasar a la historia, y tampoco ha precisado de ella DelPozo (con un Josep Font calificado como el nuevo Cristobal) para captar el ojo de los popes extranjeros del momento.


Más allá de reflexiones con mayor o menor interés, en esta edición nos encontrábamos con la vuelta de Maya Hansen y Rabaneda, la incorporación al calendario oficial de Alvarno, Ulises Mérida y Desigual (que abrió la semana), y el salto del EGO a la pasarela grande de Leyre Valiente. Victorio & Lucchino, Carlos Díez, María Barros y Martin Lamothe decía adiós, mientras Miguel Palacio se despedía del partenaire que le ha acompañado en sus últimas ediciones, Hoss Intropia, para enfrentarse de nuevo en solitario a la P/V 2015.

Antes de nada, mención especial a Duyos. Pocas veces se ponen en pie las cuatro gradas de la pasarela para alabar un espectáculo en mayúsculas, y así lo hicieron frente al show que nos ofreció el diseñador madrileño presentando su colección sobre los cuerpos del Ballet Nacional de España.


Sin dejar nunca de lado a nuestra diseñadora más divertida, hacemos oda al show que siempre esperamos presenciar en Ágatha Ruíz de la Prada. La verdad es que, cuando entras a su desfile, sabes a lo que vas: no te gustaría llevar a la práctica lo que ves, pero te lo pasas tan bien durante la presentación en pasarela, que te apetece. Y quién sabe si el pelo rosa y los vestidos de sandía. Eh, never say never.



Juan Vidal
Los comentarios en la grada se sucedían al son de “esta vez está más comercial”. Normalmente aducimos este término a algo negativo en moda, más cercano al retail de mass market, pero no tiene por qué ser así, como nos demostró Juan Vidal con Alex, su amor de verano 2015. La razón principal de esta reorientación, sin perder el sofisticado punto de noche, es que a partir de ahora la distribución de su firma la llevará Studio Zeta desde Milán. Si Alex funciona en el mercado, siguen adelante y, si no, estás out. Así funciona la moda internacional.

En esta ocasión, la chica Vidal es una española perdida en Londres que se viste, una temporada más, con tejidos creados por el propio diseñador (un paso adelante en su escala creativa) entre los que destaca el jacquard de lino y algodón, el de algodón y lúrex, y el denim, siempre estampados con fresas.

Alex Turner y Alexa Chung (el nombre sirve para ambos sexos) dirigen a esta Alex por las calles londinenses. Tiene también en mente a Patti Smith y a Jane Birkin. De aires mod y estampado Príncipe de Gales para el día, cuando suena ‘Yellow Submarine’. Rock y glam para una noche en la que la controversia del ‘Strawberry Fields’ de los Beatles y los cristales blancos estampan las prendas de nuestra refulgente chica vestida de lúrex.

Desde monacales vestidos que referencian castos uniformes de lolitas al esmoquin rocker, una Alex que crece y experimenta con sus vivencias extranjeras. Las posibilidades de combinación en esta colección de Juan Vidal (que además estrena línea de bolsos) se extienden para ofrecer un amplio abanico de elección entre sus clientas, el mercado y las líneas de inspiración. Si lo comercial es esto, bienvenido sea.



Ana Locking
No todos los días se rellena un formulario de ingreso a un sanatorio antes de ver un desfile, y es precisamente esa teatralidad propia de Hollywood lo que engancha de una colección de Ana Locking incluso antes de verla. La manchega sigue con el ojo puesto en América, desde hace tiempo trabaja con un showroom en la Gran Manzana, y su incursión en el sportswear de lujo va viento en popa a toda vela camino del puerto de Nueva York, siempre sin descuidar al Viejo Continente.

En esta ocasión, Europa y EE.UU. se dan la mano a través de la novela ‘The Magic Mountain’, del alemán Thomas Mann, y la iconografía estadounidense con la rollercoaster a la cabeza. Una montaña rusa de sentimientos y preocupaciones que alberga cada ser humano y que puede desembocar en la locura de la rutina, aunque, como los personajes de Mann, todos tratamos de velar (descanso y relax es lo que demandaban estos protagonistas durante su estancia en el sanatorio).

Así, con un leitmotiv actual, una visión global y un sentimiento glocal, desfilaron por delante de nuestros ojos sexys enfermeras de encaje, hombres trajeados cuya demencia resplandece en lúrex entre las entretelas de sus americana y asistentes de la doctora Locking  vestidas de verde quirófano. Una colección en la que la comodidad del sportswear americano y la delicadeza de la factura europea se combinan dando como resultado una de las colecciones más aplaudidas de MBFWM. Y, sobre todo, atractiva para la venta.




Alvarno
El dúo hispanofrancés desembarcaba por primera vez en la pasarela madre. Desde que fundaron su firma en 2010, en época de crisis y renunciando a sus altos cargos en grandes casas de lujo, la carrera de Álvaro Castejón y Arnaud Maillard ha ido in crescendo de la mano de sus sofisticadas e independientes mujeres.

Siempre se habían negado a desfilar en el Pabellón 14 de Ifema, pero algo ha cambiado, aún no tenemos muy claro qué. Una cuestión de evolución natural y de estar presentes en una pasarela oficial con proyección internacional decían, o eso nos hicieron creer. La cuestión es que una vez más nos demostraron por qué en apenas cuatro años se han convertido en unos referentes en la capital (y por qué se han llevado el Premio L'Oréal a Mejor Colección de esta edición).

Un tira y afloja entre una mujer dura y delicada, que utiliza cuero y encaje, colores cálidos como el naranja y oscuros y misteriosos como el negro. Fuerte, sofistica e independiente, así definen a su chica, que en esta ocasión se encharca de bordados estratégicamente cosidos. Un demi-couture que faltaba en España y que, gracias a ellos, por fin ha entrado por la puerta grande en neustro país.

*Fotos:  Vogue.es y SiL



Etxeberría
Muchos esperaban la segunda parte de ‘Pura piel’ tras un primer round en la pasarela neoyorkina. A nosotros nos tocaba presenciar la parte femenina (con alguna pincelada de la masculina que se presentó al otro lado del charco), una línea que el diseñador ha desarrollado en los últimos años y por la que cada edición los críticos se apiñan en las gradas. Una utilización exquisita de cada pieza de piel que, aparte de ser unisex, rozan la fina línea de la ambisexualidad (que no androginia) que comenzamos a ver en grandes capitales internacionales de la moda.

*Fotos: Alejandro Becé (Escaparate Moda)


Take care,

SiL y Javo

*Fotos: SiL

1 comentario:

  1. pas cher hideux révèlent une colère sans bornes, tous sont clairement se précipita leur passé. Prince, north face france vous north face homme pas cher me trahir. pas cher a fait un pas en arrière, s'appuyant sur les murs de pierre. pas cher parce qu'il pensait d'un possible terrible, et se retourna pour voir le prince, la lueur du feu north face pas cher sombre, le visage du prince est devenu sombre, horreur rare, et sa main encore plus d'un couteau bien north face homme pas cher aiguisé. Dagger est clairement pas face à l'entrée du peuple noir, north face homme pas cher Le trou à l'origine sur la lumière faible, ce qui est encore plus sous les ténèbres. Soudainement north face homme pas cher apparu dans des dizaines de personnes noires doudoune north face pas cher pour faire les pas cher sentir mal, puis a été choqué, north face homme mais à lui-même, le prince visage north face homme

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails