15.7.14

¿Y SI HUBIÉRAMOS PASADO EL FIN DE SEMANA EN LAS VEGAS?


Gracias a las casualidades de la vida y los designios del destino, la suerte quiso que la ciudad de Las Vegas se cruzara en nuestro camino el verano de 2009.

Desde entonces, cada vez que los primeros rayos de sol anunciaban el inicio de nuestra estación favorita, escapábamos al desierto de Nevada con la excusa de aprender inglés. Recorríamos kilómetros arriba y abajo del famoso The Strip, curioseando cada casino y cada centímetro de moqueta cubierta por las mesas de juego.

Las luces, los espectáculos y las fuentes repartidas a lo largo de esta famosa calle atraían nuestra atención hasta altas horas de la noche, llegando a convertirse en familiares. En una segunda casa.

Año tras año, el ritmo de Las Vegas permanecía inalterable, salvo por el cambio de cartel de algún espectáculo, hasta que en las navidades de 2010 surgió de ente los clásicos resorts el City Center, un complejo de lujo que haría las delicias de nuestras investigaciones lúdicas y arquitectónicas.

Un centro comercial, varios hoteles y un edificio de apartamentos componen el titán de acero que se abrió paso entre los habituales edificios temáticos, y pronto se convirtió en nuestro particular parque de atracciones. Desde entonces, nuestra siguiente visita a la ciudad del pecado se ha ido retrasando, aunque tenemos claro que, la próxima vez que pisemos tierra desértica, nos alojaremos en el Aria Resort. Incluso hemos llegado a pensar qué llevaríamos en la maleta para (auto)inaugurar cada rincón del mastodóntico hotel.  Todo un reto para el característico Vegas Style.


Chances of life wanted us to spend the Summer of 2009 in the city of Las Vegas. Since then, every single time the first rays of our favourite season dared to appear, we ran away to the desertic Nevada.

We strolled along The Strip till its lights, casinos and fountains became our second home. But last time we were there, Christmas of 2010, something changed. An enormous and impresive steel Resort emerged between the classic hotels on this street: The City Center.

A mall, several hotels and a building of apartments are the family of this brand new luxury resort, and eventhough we haven't been back in Las Vegas since that time, we know exactly where to stay and what to wear next time we land in the sin city: Aria Hotel and tons of our very own Vegas Style.




Victoria's Secret mix & match bikini, Mango bag, Muïc bracelet, Asos shades, Birkenstock sandals.


 Liquid Pool and Lounge at Aria Hotel

Orlebar Brown swimsuit, Mr. Boho espadrilles, Armani Swiss Made watch, Asos backpack, Police Neymar Edition shades. 



Mango HE shirt and belt, Asos pants, Steve Mono purse, Zara shoes


Javier's Restaurant at Aria Hotel


Mango HE belt, Asos maxi dress, Givenchy sandals, Muïc earrings, Christian Louboutin clutch



Anthony Vacarello dress, Muïc necklace, Giuseppe Zanotti sandals, Jimmy Choo clutch, Marc Jacobs Beauty lipstick


 Haze Night Club at Aria Hotel

Gucci bowtie, Montblanc cufflinks, Derek Rose handkerchiefs, Ulysse Nardin watch, John Lobb slippers
 

Take care and drive carefully,

Javo

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails