4.5.14

MY FACE'S MEALS

No suena el despertador y no me levanto. Por primera vez en toda la semana, no tengo que hacer un esfuerzo extraterrestre, despegarme de las sábanas y arrastrarme hasta la cocina a encender la cafetera para que me prepare el café de cada mañana. Gracias a que el tiempo pasa, hoy es domingo y puedo darme la vuelta aún sabiendo que la vida ya ha abierto las persianas y que otros están haciendo, qué sé yo, cosas de domingo, por ejemplo.
El placer que me embauca es comparable a lo que se siente cuando la sed se sacia pero, inevitable, abro sólo un ojo para darme cuenta de que toda la habitación está iluminada con osados rayos que me ciegan unos segundos. El móvil vibra. ¿No lo puse en silencio anoche? Es un SMS de publicidad. Un SMS. Simplemente genial, deberíamos volver a las "llam. perd" y los "Short Message Sevices"... 
Mi sentido olfativo, ya agudizado, presiente un desayuno con considerables dosis de cafeína y mini croissants que él ha preparado. Choco los cinco mentalmente conmigo misma. 
Entonces me retiro el pelo, que está todo sobre mi cara, y el espejo del armario me devuelve la mirada. Una expresión de asombro que sólo se oye en las películas americanas de antaño recorre mi interior y considero que la mejor opción es salir a hurtadillas hacia el baño y preparar mi cara, de una vez, para el verano, pues  este, obviando el proceso vital hasta el 40 de mayo, ya ha llegado, y por qué no.


De izquierda a derecha: 
Clayspray se ha convertido en mi cómplice en los momentos en los que mi piel pide respirar. El agua termal prepara mi cara para la aplicación de esta emulsión de arcilla pura, que deja mi rostro limpio e increíblemente renovado. Conocí este producto en el centro de belleza Cristina Clay, en Picanya (Valencia), donde me asesoraron sobre el estado de mi piel y me aplicaron esta arcilla con un ritual relajante.
- Crema hidratante Olay: cada día aplico esta crema dos veces, antes de maquillarme por las mañanas y tras limpiar mi piel por las noches. Hidratación 24h.
- Autobronceador gradual Saint Tropez: un must si estás Sierra Nevada como yo, y quieres hacer un guiño a agosto antes de tiempo.

Ahora sí... 49 días para que entre el verano.


Blusa: H&M (new) / Jeans: Bershka (new)/ Gafas: vintage/ Uñas: OPI Brazil Collection

Take care,

SiL

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails