23.4.14

THIS IS ABOUT A ROAD TRIP

La meta se antojaba remota cuando cerramos la puerta del coche. Una sensación que ya conocíamos consideró que era el momento de ponerse a la cabeza en una carrera que combinaba un gran batiburrillo de ilusiones. Una vez dada de lado la cuestión maletera, lo único que teníamos en mente era el reencuentro que deseamos desde que nos separamos por última vez.

Y entonces, el contacto de las llaves que consigue arrancar nuestro vehículo y comenzar a alejarnos de nuestro punto de origen, ya forma parte del inicio de una aventura que, ya sabemos, será la conversación recurrente cuando nos quedemos sin argumentos durante nuestras cenas estivales.

Y dejamos atrás la ciudad.




Los paisajes mudaron sus galas más industriales a un color verde intenso, aire puro en las zonas no habitadas de nuestro país. Esas vistas que te hacen reflexionar totalmente desvinculado de tu mente, incluso si estás al volante y tu única responsabilidad es atender, aunque inconsciente e imprudentemente no lo haces.


Nuestra energía se canalizó en estímulos que invitaban a olvidar, por tiempo limitado, las ataduras a la vida real. Porque la irreal, ahora manifiesta, ya tenía sabor. Pero entonces, un alto en el camino.





Ser consciente de cada instante es la clave. Prepararse para ello lleva su tiempo. Cruzando la frontera...


Y es ahí donde acaba lo bueno y comienza lo mejor.

Take care,

SiL

Sil: Sudadera: Smiley/ Leggins: Top Shop
Javo: Camiseta: C&A/ Pantalones: ZARA

7 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails