23.7.13

MFSHOW MEN (S/S 2014) : DÍA 1

Y allí estábamos otra vez, en ese sitio en el que podemos entrar al restaurante y decir con entusiasmo "¡Lo de siempre!", con la certeza de que sabrán lo que queremos: El museo del traje. Daba comienzo un nuevo MFShow, pero no uno cualquiera, sino su edición masculina.

Tras varios rumores, propuestas y la necesidad de redefinir el estilo del hombre español (que según las encuestas es el segundo mejor vestido de Europa por detrás del italiano), nacía MFShow Men, la primera pasarela española dedicada únicamente al hombre.

La jornada que abría las tres que compondrían esta Semana de la Moda Masculina comenzó en los jardines de la que se ha convertido en una de la sedes oficiales de MFShow, y hasta allí nos fuimos a cotillear horas antes de que sonaran los primeros compases para hacernos con el "nuevo" terreno y ver cómo los profesionales de Garftobian y ICON preparaban el maquillaje y el pelo de los modelos.

Antes de entrar en materia y ahondar en la carnaza del asunto, una de las principales preguntas que nos hacían a los chicos allí presentes era qué esperábamos de esta pasarela (porque las chicas estaban demasiado entretenidas analizando el magnífico casting). Aún con el ojo en Milán y París, donde se celebran las dos principales pasarelas masculinas, los estándares estaban muy altos. Pero con modestia y comenzando desde un punto realista, con la cabeza puesta en que después del espectáculo hay que vender y, por tanto, cercanos al hombre que empieza a cogerle gusto a la moda, el español, MFShow Men abrió sus puertas. 

SOLOiO

Todos conocemos  esta firma por sus corbatas y pajaritas de seda fabricadas en Italia y en edición limitada. Para su puesta en escena, Alejandra Brizio, su directora creativa, desplegó además toda la línea Weekend, que incorpora camisas, bermudas (que gustaron a más de uno con sus microestampados florales) y alpargatas acordonadas a sus famosos calcetines, fulares y tirantes, combinados ingeniosamente de dos en dos sobre alguno de los modelos.

Una apuesta comercial que, si bien no trajo grandes innovaciones, sí supo hacerlas atractivas y aparentes con un buen ejercicio de estilismo en su presentación, además de recordarnos a los hombres el poder que tiene el buen uso de los complementos.



Mirto

Camisería tradicional, cero innovación, un tostón, vaya. Pensamientos iniciales de muchos de nosotros que consiguieron borrar de un plumazo con cada salida, demostrando cómo una firma con una larga trayectoria puede renovarse sin grandes estruendos y callarnos a todos la boca. Se adentraon en el mundo de los trajes en clave sport, pasearon algun que otro polo y redefinieron sus camisas (de las que son maestros) bañándolas en cuadros y rayas que recordaban, éstas últimas, a las de los pijamas que todos terminamos queriendo llevar, ¡incluso por la calle! Y muy buena playlist, por cierto.



Emidio Tucci Black

Gran convocatoria la de este desfile y gran expectación ante las propuestas de la nueva firma de El Corte Inglés (¿Hace cuánto no entrabais en uno a comprar ropa? Volveréis a hacerlo).

Hasta las costas napolitanas nos trasladaron para encontrarnos con hombres que adoran ir en traje, que no renuncian a los detalles y tampoco a probar cosas nuevas. Fuera de la rigurosidad de la sastrería inglesa e inspirada en la factura italiana, la colección recalca la comodidad de un traje relajado que se lleva con alpargatas, aunque entallado y marcando la silueta del coqueto hombre mediterráneo; subraya los tejidos agradables que se salen de la norma y acentúa el gusto y el riesgo por el color sin grandes pretensiones. Una apuesta muy atractiva para los nuevos Business men. Y el top Oriol Elcacho abriendo y cerrando el desfile.



Buen sabor de boca y un primer (todavía tímido) aplauso para una jornada inicial superada con creces. Pero aún quedaban otras dos por delante y mucho que ver.

Take care,

Javo

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails