lunes, 28 de febrero de 2011

¡Los Oscar! o los 83rd Annual Academy Awards

Ya venían los americanos un año más a vendernos el pastel con sus divertidas promociones y su pareja perfecta, Anne Hathaway y James Franco, y nosotros a morderlo cual humildes mortales. Pero más bien fue una de las galas más aburridas tanto dentro como fuera del Kodak Theatre, por mucho que me duela decirlo por Anne (no se puede tirar del carro solo con un muermo como éste, por mucho que digan lo de que dos... tiran más que dos carretas)

Pero vamos al asunto, a lo que nos gusta, a la red carpet y lo que por allí se coció... Poca cosa, para qué mentir, muchas ausencias y menos lucimiento. Ahí, delante de la pantalla que nos encontrábamos observando la galería de los horrores mientras se nos quitaban las ganas de todo.

Apareció Camila Alves, consorte de Matthew McConaughey, con una falda mesa camilla. Yo la registraría antes de salir porque da que sospechar (lo mismo se llevó ahí debajo hasta la butaca en la que se sentó).

Jennifer Hudson, que mucha dieta y mucha tontería pero no amortiza su nueva figura ni por ver morir. De Versace, versionando Modas Mary Pepi en brilli-brilli, y el naranja que no falte, que es el color de la temporada.

Y Marissa Tomei, con lo que acertaba ella y ahora viene con bustier, ajustada por un lado, con media falda de tul por el otro, con peinado retro, la pose, pendiente de no pisarse el vestido y tanto preocuparse pa' na'.

Más tarde, momento en el que todos aprovechamos para ir a tomar un refrigerio, darnos una vuelta o visitar el baño, aparecieron las que conocían en su casa a la hora de cenar y, seguramente, protagonizaron el momento "mama-graba-que-salgo-por-la-tele"...


*Florence Welch de Valentino, Melissa Leo de Marc Bouwer y Virginia Madsen en black & white

Tras esta breve pausa, vino Michelle Williams con un Chanel, a ver si acertaba, pero me da tal pereza que ni la comento. Hilary Swank, de Gucci Premiere, con cara de "hola, chicos. ¿Me hacéis una foto a mí también?". Pobre. Y Scarlett Johansson dando un giro radical desde los Globos de Oro con Dolce & Gabbana. Nada especial.

También tuvimos a las brujillas de turno. Muy en su rollo ellas...


*Annette Bening de Naeem Khan, Helena Bonham Carter de Colleen Atwood y Sharon Stone de Dior

Y a las estatuillas vivientes. Nicole Kidman de alta costura de Dior (olé ella, Galliano who?), Halle Berry, que va dando bandazos del negro al dorado de Marchesa a ver si alguna vez le gusta a alguien; y Gwyneth Paltrow bañada en oro by Calvin Klein. Si se hubieran quedado en casa tampoco lo habría notado (siento ser tan duro, pero es la verdad...)

Cuando creíamos que ya nada podía pasar, llegó el shock de la noche. Ahí estaba Pe, la madre del año, embutida en un L'Wren Scott con el que no podría ni respirar y pelo a lo Pocahontas. Pero muy digna ella, del Jamón, Jamón al Chori, Chori. Esto va de mal en peor...

A pesar de todo, algo hemos podido rascar para configurar nuestro top 10. ¡Ahí va!

10 - Última posición para una niña que apunta maneras, Hailee Steinfeld. Marchesa Nude fue su elección, de las pocas jovencísimas que deslumbran en la red carpet, por no decir la única...

9 - Novena posición para Celine Dion. Sí, no es actriz, pero la cantante hizo gala del minimalismo con un Armani Privé de escote de vértigo que le sentaba como un guante. Así, sí.

8 - Cierra este bloque con Mandy Moore de Monique Lhuiller. Un vestido espectacular para una gala de este nivel, pero se queda aquí porque ya hemos visto otras versiones de este look.

7 - El puesto de la suerte para Amy Adams y su adorado azul noche. Una lluvia de lentejuelas cubría su llamativo L'Wren Scott que nos dejó con la boca abierta. Pe, a ver si tomas nota...

6 - Escala hasta el seis Resse Witherspoon con una estética muy sixties por obra y gracia de Armani Privé. Sencilla y perfecta.

5 - A la mitad se queda Anne Hatahaway con su rojísimo y voluminoso Valentino. Algo de tono en la piel le hubiera dado puntos.

4 - A las puertas del podio, Mila Kunis enfundada en un escotado Elie Saab Couture en lila. La prueba innegable de que el encaje y los escotes de vértigo también pueden ser elegantes.

3 - Medalla de bronce para nuestra bailarina favorita, Natalie Portman. Ella sí que sabe cómo manejar su embarazo y sacarse partido, prueba de ello fue el traje que lució de sus amigas Rodarte.

2 - Medalla de plata para un verdadero couture, el Givenchy de Cate Blanchet. Lila con detalles en amarillo, líneas de sastrería en el top, la feminidad de los plisados en la parte inferior. Sin habla.

1 - Pero alguién le arrebata el primer puesto. La elegancia de una ya veterana Sandra Bullock y su Vera Wang que parecía hecho a medida para ella. Rojo intenso, sensual escote, corte sirena, complementos perfectamente elegidos y una maquillaje y peluquería remarcables. La Bullock sabe cómo corregir un error y estar de nuevo en el punto de mira. Por ello, es nuestra favorita de los Oscar 2011.

Y ahora es cuando vienen todas las críticas, comentarios, apoyos y todo lo que se os ocurra, abajo, en los comentarios.

Take care,

Javo.

domingo, 27 de febrero de 2011

Horma's Jumble (3º Febrero)

Hey everone! ¿Pensabais que os habíais librado del Jumble? Pues no. La semana pasada os dimos un respiro porque estábamos en mitad de CMFW, pero ya estamos de regreso con las últimas noticias de la semana.

La nota más impactante de estos últimos días y que ha revolucionado toda la esfera fashionista ha sido la salida de tono de John Galliano. El hombre iba un poco perjudicado después de empinar de más el codo y agredió y profirió insultos antisemitas a una pareja en un café de París, por lo que fue arrestado. La maison Dior, para la que trabaja (o trabajaba), ya lo ha suspendido de sus funciones hasta que resuelva el asunto, pero the show must go on y el desfile de la casa francesa se seguirá presentando el 4 de marzo como estaba previsto, con o sin el diseñador.

Otro al que acusaban de "idas de olla" (menudo momento kinki que acabo de tener) era al genial Alexander McQueen. Hace un año que perdimos a este creador, y el Museo Metropolitan de Nueva York, como os comentábamos hace unos meses, ha decidido dedicarle un homenaje del que ya podemos ver algunas imágenes. La muestra "Alexander McQueen: Savage Beauty" contará con alrededor de 100 piezas del británico y quedará abierta al público del 2 de mayo al 31 de junio, tras la celebración de la gala anual del MET con motivo de la inauguración de esta exposición monográfica.







A los que se les ha ido un poco el asunto de las manos es a los de Mango. Parece que, como con Scarlett les funcionó, quieren repetir la estrategia con la línea masculina: personaje famoso + precios asequibles = crecimiento de ventas y mayor reconocimiento. Así, puestos a elegir, se decidieron por el futbolista más mediático de las últimas semanas, Gerard Piqué. Muy bien que cuenten con un reclamo publicitario fuerte para atraer clientela (yo también lo haría) pero ¿se puede escoger a alguien con menos gracia? ¿Con esa cara de perro mojado? ¿Con esa planta que lo mismo le da llevar un chandal que un blazer que una gabardina? Yo, personalmente, volvería a los orígenes con Jon Kortajarena o me reconvertiría con nuevas caras como la de Toni Navas.




Y ya que tiramos para casa, tiramos del todo, porque esta semana, mientras nosotros estábamos encerrados (voluntariamente) en Ifema, Jennifer Aniston, Adam Sandler y Brooklyn Decker visitaban la capital para presentar 'Just Go With It'.

Del actor mejor no digo nada, no se puede ir con esas pintas (mañana, tarde y noche) a promocionar una película porque no la vería ni Perry. La Aniston, mona ella estrenando corte de pelo, con pantalón y muy fresca por la mañana ("fresca" por lo de los tirantes, no por otra cosa, ¡malpensados!) y enseñando cacha por la noche, muy sosilla ella. Si alguien robó el protagonsimo a estos dos fue la debutante modelo Brooklyn Decker, con un ajustado vestido y Louboutin aguamarina para el día y muy lady, de Dolce & Gabbana y calzando Brian Atwood, para la noche.



Y así termina esta semana, preparándonos para comenzar una nueva, no sin antes dejaros con un poco de música. Esta vez, se trata del lip-dub que, un año más, L'Oreal ha realizado durante Cibeles. Si aún no lo habéis visto, que lo dudo, ¡tenéis que hacerlo!

¡Pasad buena semana!

Take care,

Javo

P.D.: esta noche los Oscar, la alfombra roja más esperada. ¿Quiénes serán las mejor vestidas? ¿Los tropiezos más destacados? ¿La vuelta de Pe a la red carpet? ¿Reciclará la de Alcobendas el traje de boda que le hizo Galliano (sería un puntazo)? ¿Todo en LOHDZ!

P.D.2: este post va dedicado a Laura, Le papillon gris, por su declarada afición a los Jumble.

jueves, 24 de febrero de 2011

CMFW O/I 2011: el EGO

Se acercaba el fin de la semana de la moda, pero aún nos quedaba ver a los jóvenes diseñadores.

Fue sentarnos a ver el primer desfile, después de cumplir con nuestros trabajos y dar un paseito por el metro, y sorprendernos gratamente. El jovencísimo dúo femenino LE nos mostró una colección de prendas unisex en clave futurista. Cortes innovadores, volúmenes inesperados y aplicaciones geométricas en un estreno con muy buen pie.

Después de la "publicidad" (los cinco minutos entre pase y pase de los desfiles dobles), Lluis Corujo nos mostró sus propuestas para la próxima temporada. Aquí hay que ir por partes: a primera vista, el estilismo y la presentación parecía trasladarnos a los escenarios de Las Brujas de Eastwick. Mucho negro, prendas oversize y poco favorecedoras. Quizá, por separado y replanteadas de otra manera, tendrían un pase, incluso muchas se salvarían de la quema en la hoguera. Pero no, así no.

Tras un café rapidito que nos devolvió la vida, volvimos a la pasarela para disfrutar de la corsetería de Maya Hansen. Una apuesta diferente entre las nuevas promesas españolas. Pero ni promesa, ni futura, más bien pasado. Una revisión-copia de las colecciones de McQueen en toda regla. Desde la primera salida a la última parecimos ver "el ataque de los clones", porque incluso los zapatos eran clavados a los del diseñador británico. Decepción absoluta.

Más tarde presentaron los American Perez. Muy en su rollo aniñado y actual. Mucho rosa en todas sus versiones, dando importancia a los bajos y a los puños de las prendas y las aplicaciones de pailletes, encaje o tul. Nos querían hacer pensar en delicadas bailarinas, pero no quedó muy clara la cosa.




El EGO también cuenta con su propio premio L'Oreal a la mejor colección, que en esta edición fue, ex aequo, para Exteberría, una de las más comentadas del día, y para Lluis Corujo, con lo que todos nos quedamos con una cara de bobos y de incomprensión absoluta.

Después del último kissing, vimos la nueva invención de Cibeles para este año, el desfile Cool People, donde se elegiría a la chica y el chico cibelinos de esta edición tras una selección vía Facebook y posterior subida a la pasarela. A todos nos hizo mucha gracia, pasamos un rato divertido y nos echamos algunas risas, todo hay que decirlo... Pero por una vez nos tenemos que poner serios.

No es normal que una semana de la moda que preteda hacerse respetar en el panorama internacional monte circos como éste (o como el de Carmen Lomana en front-row con el Burger King). CMFW está tornando en una feria donde lo que prima es acumular revistas y regalitos de stand en stand y pasearse disfrazado, en lugar de dar relevancia a lo realmente importante, nuestros diseñadores y su trabajo, nos guste más o menos. Una pena que las cosas vayan por estos derroteros para conseguir publicidad. Así que, por nuestra parte, no habrá más comentarios acerca de Cool People.

Y así, nos despedimos hasta septiembre, ¿qué pasará? Lo veremos en seis meses.

Take care,

Javo

CMFW O/I 2011: cerrando Cibeles

El martes repetimos la operación del lunes: por la mañana, obligaciones varias, y por la tarde, a Ifema para no perdernos nada.

Fue pisar la Sala Lancia, encontrar un sitio y que se apagasen las luces. Más suerte no pudimos tener. Con Nicolás Vaudelet nos trasladamos a la revolución industrial. Impecable trabajo en cuero para definir la silueta de las trabajadoras de las fábricas, que ciñen su cintura, ya sea en vestidos o con pantalones, con cinturones que aumentan su tamaño hasta convertirse en pequeños corsés. Y entre tanto trabajo, resaltan las reinas de la época con vestidos largos que refuerzan las curvas femeninas con hombros voluminosos y traseros acentuados con estructuras de varillas. El ejemplo de que buenas prendas, mezcladas con otras más simples, y un perfecto estilismo crean una presentación redonda.



Y claro, después de la fuerza de Vaudelet, llegó Sara Coleman estrenándose en Cibeles (tras varias temporadas en el EGO) con su colección inspirada en los suelos marinos, con propuestas muy sencillas, colores poco favorecedores y montadas con poca gracia, y pasó totalmente desapercibida.

Los desfiles dobles dan menos tiempo para el esparcimiento y en nada estábamos a la espera de un nuevo show en sesión continua. Primero, Ion Fiz y sus 'Foreigners' (extranjeros). Piezas sencillas: pantalones pitillo, tops fluidos, blazers cruzadas y estolas de pelo son los básicos para ella. Para él, pantalón stretch y chaquetas marcando la figura. Una colección salvada por los complementos.

Tras Ion Fiz, fue el turno de María Escoté. Muy cañera, como de costumbre. Mucho negro en contraste con las colecciones de sus compañeros para prendas que me recordaron a la Madonna de los 80. Los escotes quizá un poco extremos y los estampados sospechosamente parecidos a los de Christopher Kane. No me disgustó después de todo, pero así es la Escoté: o te encanta o te espanta.

Un poco de kissing y, muertos de cansancio, decidimos cerrar esta intensa Cibeles Madrid Fashion Week (nombre corto donde los haya) y guardar el resto de fuerzas para el EGO...

No sin antes conocer el Premio L'Oreal de esta edición. El de mejor modelo fue para Alejandra Alonso y el de mejor colección recayó en Ángel Schlesser. Con el primero, de acuerdo, pero con el segundo no estuvimos muy conformes, a nosotros, particularmente, nos gustaron más otras propuestas.

Take care,

Javo
*Pincha en el nombre de cada firma para ver el vídeo del desfile.

miércoles, 23 de febrero de 2011

CMFW O/I 2011: un lunes polifacético

Una vez dejado atrás el sosete sábado y el buenísimo domingo, el lunes no nos pudimos escaquear y tuvimos que hacer frente a nuestras obligaciones. Pero a las tres de la tarde estábamos en Ifema como un clavo para no perdernos detalle de una jornada más...

Tras una carrerita desde el metro, porque aún somos humildes becario-estudiantes, conseguimos llegar a tiempo para Miguel Palacio. Sus mujeres ultrafemeninas salieron a la pasarela con el negro por bandera y muchos lazos, para más tarde dar paso al color con verdes esmeraldas, granates o azules y unos destacables abrigos de pelo. Prendas cómodas y fluidas que no pierden su toque atemporal. El diseñador no me suele disgustar, pero las faldas extramadamente cortas en algunas salidas me hiceron dar un paso hacia atrás.

Una vez desembarazados de los abrigos y todo el arsenal que nos acompaña cada día, nos acomodamos para ver las propuestas de una de las maestras de la lencería en Cibeles, TCN. Prendas íntimas descaradas, sexy, inocentes pero con un punto atrevido. La combinación perfecta. Sin embargo, el resto de la colección me pareció un poco Zara (sin ofener).

Después de la reina de la lencería, llegó la del punto, Sita Murt. Punto para tops, para pantalones, para ponchos, para capelinas, para chalecos... Nunca pensamos que esta forma de tratar el tejido tuviera tantas posibilidades. Es cierto que muchas de estas prendas las podríamos encontrar en tiendas del mass-market, lo que nos preguntamos es si de la misma calidad. Y a pesar de todo esto, nosotros nos quedamos con los zapatos: Uun sencillo tacón alto con pulsera que demostró las que se sabían manejar y las que les costaba algo más...

Por último, nos quedaba por ver Adolfo Domínguez. Sus desfiles suelen ser tan largos (y tampoco nos moríamos por verlo, seamos claros) que nos daba un poco de pereza quedarnos, pero al final entramos. ¡Y menuda sorpresa! Coral, verde lima, azul, verde intenso mezclado con tonos más invernales fue lo primero que nos convenció. Propuestas perfectas para una completa working-girl o una divertida fiestera en color-blocking, todo ello dirigido por las hormigas y las obras de Tiziana Domínguez, la hija del diseñador. El hombre fue algo más sosete, pero lo vimos claro, nuestra favorita del día.

Y así nos retirábamos para hacer acopio de fuerzas para la última jornada de CMFW y el EGO. De cómo terminé entrevistando a Clara Courel junto a Carmen Duerto en el stand de Yo Dona entre desfile y desfile, mejor no preguntéis...


*Foto: Carlos Alba

Take care,

Javo
*Pincha en el nombre de cada firma para ver el vídeo del desfile.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails